Notas al margen

Palinuro de México, de Fernando del Paso
Foto por FIL Guadalajara en Flickr.

Stan Lee falleció el pasado día 12 y un par de días después Fernando del Paso lamentablemente hacia lo propio. Antes que ellos, este mismo año Ursula K. LeGuin, Jacques Higelin, Rachid Taha, Norm Breyfogle, Harlan Ellison, Steve Ditko, Jim Novak y Charles Aznavour nos dejaban solos para recibir el sol y las sombras de los días por venir. Todos artistas y personajes cuyo trabajo consumí y seguiré consumiendo por varios años con la esperanza de que alguna clase de influencia se permee en mi trabajo.

Portada por Jorge Alderete.

Precisamente desde hace meses tengo a Fernando del Paso muy presente pues he estado viendo las tres temporadas de Mr. Robot y me han hecho recordar a Noticias del Imperio por aquello del narrador que resulta poco o nada fiable. En esa novela, María Carlota de Bélgica (Carlota I de México) nos narra su estancia en nuestro país a lado de Maximiliano de Habsburgo durante la Segunda Intervención Francesa. El punto es que lo narra la Carlota loca y envejecida, enclaustrada en Tervuren o en el Château de Bouchout (hablo de memoria, así que no recuerdo bien), por lo que nos queda claro desde el principio que no nos podemos fiar de sus recuerdos.

Algo similar sucede con Elliot Alderson y Mr. Robot, uno no tiene empacho en mentirnos directamente mientras que el otro le miente a Elliot casi siempre por omisión. Y es algo que la serie nos restriega en la cara a cada paso, incluso en el último capítulo de la tercer temporada, donde un detalle que todos dábamos por sentado sobre el secret origin de nuestro “héroe” resulta ser otra perturbadora ficción del señor Aldersson; lo genial es que la serie está tan bien escrita (¡ese storytelling!) que el recurso no se gasta. Desearía que más personas se dieran el tiempo de gozar Mr. Robot antes de la siguiente y última temporada.

Desde hace meses Automattic ha ido implementando Gutenberg en el servicio de WordPress.com y recientemente mi interface ha sido actualizada. Gutenberg es el nuevo editor de entradas basado en bloques que será el estándar en WordPress a partir de la versión 5.0 y que estará disponible en una fecha indeterminada, así es, al parecer ni el mismo equipo de desarrollo tiene una fecha establecida, eso sí, la compañía había mencionado que la quería liberar este mismo año. En lo personal, tan solo había jugado un poco con la nueva interface hace meses por medio de la versión de prueba disponible de manera pública pero sinceramente no le dediqué mucho tiempo y por lo tanto no entendí demasiado. Con la reciente implementación aún tenemos la opción de seguir usando el editor anterior pero he decidido no hacerlo porque ha quedado bastante claro que Gutenberg se queda.

Este post esta redactado en gran parte para darme la oportunidad de probar a fondo el nuevo editor y sus funciones, la verdad es que no me ha costado mucho acostumbrarme a Gutenberg en pocos días, las herramientas que siempre uso han cambiado de lugar pero siguen ahí, mientras que las nuevas opciones son cosas que en su mayoría ya se podían hacer siempre y cuando supieras escribir código, la cual presiento que no es una habilidad usual en el grueso de los usuarios.

ghosts

Sigo moviendo fotos entre mis cuentas de Flickr para cumplir con los nuevos lineamientos de las cuentas gratuitas y evitar que algunas de mis imágenes sean borradas. Ha sido una ocasión para recordar en donde estaba en el 2010, mis primeras fotografías urbanas en forma con la Canon Powershot SX120IS (adquirida ese mismo año) y como pude sobrepasar una etapa muy difícil gracias a las personas a mi alrededor.

rockband

15° aniversario

lighted candles on cupcakes
Photo by Pixabay on Pexels.com

Este 2018 he cumplido 15 años como blogger. Y justo este mes de octubre el blog que ahora leen cumple doce años. Así que en esta ocasión hago un ejercicio de memoria para festejar mi relación con las bitácoras e Internet.

— La vida “bloguera”

El impulso que me llevó a crear y escribir un blog fue el de compartir mi día a día por medio de la escritura. En ese tiempo había abandonado definitivamente la Música y me estaba enfocando en dibujar mientras planeaba inscribirme a la Facultad de Artes Visuales. Esos primeros dibujos y experiencias las compartí por medio del blog, además de diversos enlaces a noticias y artículos que llamaban mi atención.

Mi primer weblog lo dí de alta en algún punto de 2003, creado y mantenido con un gestor de blogs alojados en Bravenet. Pocas semanas después me mudé a ZonaLibre.org donde encontré la comunidad hispana que Bravenet no tenía y donde trabajé por vez primera con Movable Type como gestor de contenido (CMS). Por aquel entonces, en el creciente auge de la llamada blogósfera en español, Bitacoras.com sorteaba cada semana un subdominio y un espacio de hosting bastante decente para alojar blogs en sus servidores, en una de esas ocasiones resulté ganador y así fue que mi siguiente blog estuvo alojado ahí, aunque debido a las restricciones de uso de Movable Type tuve que instalar otro sistema. Después de consultar distintas opciones al final me decidí por WordPress.

Todo ese periodo lo pasé husmeando por internet dejando que un enlace me llevara al siguiente y posteando seguido en el blog en turno así como comentando en otros. Entre los blogs que seguí en aquellos años se encontraban: Isopixel, Microsiervos, Denken Über, MiniD, Blogpocket, TintaChina, 4Colors y otros que descubrí poco después como La Petite Claudine, Dadanoias, Vecindad Gráfica, MaClaque y Letritas, eso mencionando solo algunos blogs en español.

Después me quise mudar a un sitio que pudiera llamar propio y a mediados de 2004 contraté mi primer servicio de hosting y dominio, en ese espacio subí mi portafolio armado en HTML al directorio raíz, mientras que en otra sección instalé, meses después, un blog que inicié de cero, gestionado de nuevo con WordPress. Como por entonces estaba enfrascado leyendo textos sobre historia soviética, elegí como dominio zamizdat.net (samizdat.net ya estaba tomado). Además de la experiencia de tener un blog e intercambiar opiniones con personas alrededor del mundo, pude aprender, escribir y jugar con código: PHP, HTML y CSS eran cosa de todos los días. Y como tenía suficiente tiempo libre, seguido cambiaba el diseño del blog. Quiero pensar que eso fue lo que me hizo valorar y apreciar el trabajo de los programadores.

5570485_f9efa1bb58_o
Febrero, 2005. Primer rediseño en el blog de zamizdat.net

Continue reading “15° aniversario”