Sobre #UnDíaSinNosotras

Photo by Anastasiya Lobanovskaya on Pexels.com

El día de ayer (tras las marchas del 8 de marzo) las mujeres de México se ausentaron de la vida pública como protesta hacia la desbordante cantidad de feminicidios que día a día ocurren en nuestro país. Los escasos resultados y la deficiente respuesta de los últimos gobiernos (y de parte de la sociedad), a los que al parecer les cuesta entender la más que justificada frustración y enojo del género femenino, han traído como consecuencia lógica manifestaciones de distinta índole en los últimos años, creando un movimiento al que se van sumando personas que al igual que las feministas están cansadas de la violencia de género y que no necesariamente están de acuerdo con otras luchas del feminismo (por ejemplo, la legalización del aborto).

Esa unidad al parecer molesta a otros sectores de la sociedad; por un lado, el gobierno en turno apoyaba la manifestación y el paro (eso sí, siempre y cuando no se caiga en actos violentos), por el otro, nos advertía de oscuros grupos conservadores infiltrados que financiaron el movimiento. A ver, desde mi punto de vista, resulta tremendamente inocente (por no decir otra cosa) condenar cualquier manifestación de violencia en un movimiento como éste, un rápido vistazo a la Historia nos muestra que los grandes cambios sociales se gestan en medio de diversos grados de violencia, ni siquiera el movimiento de Mahatma Gandhi (por nombrar algo que a los pacifistas a ultranza les encanta citar) estuvo exento de ello. También es tremendamente inocente (de nuevo, por no decir otra cosa) creer que todo el movimiento es financiado por oscuros intereses que quieren tumbar a nuestro angélico presidente; desde la perspectiva logística el argumento no se sostiene. Puntos extras si mencionan a Soros y a Jalife en la misma oración.

Continue reading “Sobre #UnDíaSinNosotras”