Habib Galbi

A Wa

¡Ah, insomnio de nuevo! Hace años se me iba la vida en interminables desveladas que al final me vinieron a cobrar factura, por eso ahora trato de no hacerlo… aunque muy de vez en cuando resulte estrictamente necesario debido al trabajo. Entre tanto, le estoy agarrando el gusto a tomar pequeñas pausas para separarme de la laptop, recostarme en el sillón, abrir la app de WordPress en el smartphone, escribir, editar y publicar.

Esta vez subo Habib Galbi, álbum de A-WA y obsesión musical personal de mediados de 2017. No puedo evitar sentirme tremendamente atraído por las mezclas que salen del Medio Oriente; en esta ocasión, música tradicional de los judíos del Yemen con sonidos electrónicos que tuve en loop hasta el hartazgo por un par de meses, la primer canción que escuché fue Law Ma al Mahaba que vino incluida en uno de mis Discover Weekly de Spotify. Todo el álbum me sigue gustando bastante y me deja esperando con ansias el siguiente material que al parecer se estrena el próximo mes.

“A-WA is an Israeli band made up of three sisters Tair, Liron and Tagel Haim. Their single Habib Galbi became a world hit, with its Yemenite traditional music mixed with hip-hop and electric music.”

— Wikipedia

“A-WA have fashioned a blend of darbuka drums, catchy harmonies and hip-hop electronics that deftly and happily transcends the complicated history of Arab-Jewish relations in their home country.”

— Rolling Stones

Tres trabajos de lettering

38271192535_1ea393664d_c

Como he mencionado anteriormente, en los últimos años he enfocado mi actividad profesional en el lettering digital de historietas, actividad que me deja tiempo para dibujar, ilustrar, leer y hacer otras cosas, sin dejar que mi trabajo salga de la burbuja del Cómic. Sin embargo desde el 2014 no he mostrado nada sobre lettering en este espacio. Como entre los borradores de futuras entradas se encuentra una serie de textos sobre el tema, me parece que es tiempo de subir algo de mi trabajo publicado. De momento, una selección de tres historietas. Pueden ver más en mi portafolio o en Flickr.


Our Friend Satan  Hasta el momento, el trabajo más largo que he realizado como letrista, 110 páginas de una historia en clave de farsa con mitología cristiana de trasfondo publicado en Europa. Guión de Dominik L. Marzec con arte de Lukas Lalko y Michael Murawski.

lettering samples

Continue reading “Tres trabajos de lettering”

Mexicana

mexican

En México, septiembre es considerado el mes de la Patria debido a que diversos acontecimientos por la lucha de la independencia española quedaron registrados para la Historia justo en este mes. Para mí y para muchos mexicanos hablar de la Patria es recordar el óleo de Jorge González Camarena pintado en 1962 por encargo de Martín Luis Guzmán para que fuera la portada de los libros de texto gratuitos de la Secretaría de Educación Pública hasta 1972.

madrepatria_jorgegonzalezcamarena
La Patria. Óleo sobre tela, Jorge González Camarena, 1962.

Aunque antes y después se han creado otras alegorías a la Patria, la de González Camarena ha calado hondo en el moderno imaginario popular y no es extraño que sea la referencia elegida en diversos medios cuando se representa a la Patria. En mi ilustración me he inclinado por una Matria más indígena que mestiza ubicada en un espacio obviamente norteño: El cerro en el fondo no es otro que el Cerro de la Silla, lugar emblemático de la ciudad de Monterrey.

42529995344_18c9fd4205_b

Aunque la imagen la terminé en julio, la hice con las conmemoraciones de septiembre en mente. Mientras hacia los bocetos me vino la idea de entintar todo con el brushpen sin meter ni una sola línea hecha con plumilla. La idea es realizar otra ilustración (antes de que termine el 2018) en donde evite el uso del brushpen.

mexican girl

Hologram İmparatorluğu

Gaye Su Akyol - Route - 28.10.15

Tengo este álbum metido hasta la médula. Desconozco la razón que disparó esta repentina obsesión hacia un material que he escuchado antes, obsesión suficiente para traducir algunas letras al español. A veces me sucede y en medio del insomnio me ha parecido excusa suficiente para empezar a compartir esta clase de compulsiones musicales.

“The marriage of Ottoman folk melody with post-punk dynamics is arresting.”

— Financial Times

“Gaye Su Akyol blends Western rock and the sound of psychedelia with traditional Turkish-influenced melodies. A dizzing and yet strangely addictive combination.”

— Rhythm Passport Review

View this post on Instagram

naber la bebe

A post shared by 🚀İSTİKRARLI HAYAL HAKİKATTİR (@gayesuakyol) on

Retrospectiva de Ingmar Bergman en Cinemex

ingmanbergman_1

He estado dedicando las mañanas de mis domingos a asistir a las funciones de la retrospectiva que con motivo del centenario del natalicio de Ingmar Bergman presenta Cinemex, en conjunto con Cátedra Bergman UNAM y Cineteca Nacional. Aunque algunas películas del ciclo ya las he visto en casa no he querido perder la oportunidad de verlas de nuevo en una sala de cine y en gran formato. Eso sí, extraño no estar en la Ciudad de México para asistir a las funciones donde además de la proyección se presentan charlas sobre el trabajo del cineasta sueco.

Bergman, a cien años de su nacimiento

[…] Bergman forma parte de esa legión de creadores que trascienden tanto por la belleza y profundidad de sus imágenes como por la densidad dramática de sus historias. En sus filmes palpita la poesía. Pulsa en su indagación de la psicología humana, en la experimentación con el amor y el vacío, en la lucha individual por remontar adversidades y crisis arrasadoras. […] Esta retrospectiva es una oportunidad única para encontrarse con las elegantes imágenes en sus versiones restauradas y diez de sus películas más emblemáticas de la mano de críticos, creadores e historiadores. Un acercamiento privilegiado a un autor inevitable.

Continue reading “Retrospectiva de Ingmar Bergman en Cinemex”

Del olvido…

Oblivium

Entré como un sonámbulo en Estambul, la ciudad en la que había nacido y crecido, tras doce años de ausencia. Dicen que a los agonizantes les llama la tierra, a mí me llamaba la muerte. Al principio creí que en la ciudad solo había muerte, luego me encontré con el amor. Pero por aquel entonces, mientras entraba en la ciudad, el amor era algo tan olvidado y lejano como mis recuerdos de ella. Doce años atrás, en Estambul, me había enamorado de mi prima, aún una niña.

Apenas cuatro años después de abandonar Estambul, mientras erraba por las infinitas estepas del país de los persas, por sus montañas nevadas y sus tristes ciudades llevando cartas y recaudando impuestos, me di cuenta de que iba olvidando lentamente el rostro de la amada niña que se había quedado atrás. Inquieto, me esforcé por recordarlo pero comprendí que el ser humano acaba por olvidar una cara que nunca ve por muy querida que le sea. En el sexto año de los que pasé en el este viajando o ejerciendo de secretario al servicio de los bajás, ya sabía que la cara que me representaba en mi imaginación no era la de mi amada en Estambul. Sé que en el octavo año volví a olvidar el rostro que había recordado de manera errónea en el sexto y que volví a recordarlo como algo por completo distinto. Así pues, cuando regresé a mi ciudad doce años después, ya con treinta y cinco cumplidos, era amargamente consciente de que hacía mucho que había olvidado la cara de mi amada.

Me Llamo Rojo – Orhan Pamuk


Demetrio durmió mal, y muy temprano se echó fuera de la casa.

“A mí me va a suceder algo”, pensó.

Era un amanecer silencioso y de discreta alegría. Un tordo piaba tímidamente en el fresno; los animales removían las basuras del rastrojo en el corral; gruñía el cerdo su somnolencia. Asomó el tinte anaranjado del sol, y la última estrellita se apagó.

Demetrio, paso a paso, iba al campamento.

Pensaba en su yunta: dos bueyes prietos, nuevecitos, de dos años de trabajo apenas, en sus dos fanegas de labor bien abonadas. La fisonomía de su joven esposa se reprodujo fielmente en su memoria: aquellas líneas dulces y de infinita mansedumbre para el marido, de indomables energías y altivez para el extraño. Pero cuando pretendió reconstruir la imagen de su hijo, fueron vanos todos sus esfuerzos; lo había olvidado.

Los de Abajo – Mariano Azuela