Sketchbook 07

La semana pasada llegó al estudio el set de parallel pens que encargué hace días, tenía mucha curiosidad por tirar líneas con estas plumas y la experiencia fue sumamente liberadora. Antes de eso estaba dibujando un Astérix (la foto se encuentra abajo) con el que estaba regresando a la vieja costumbre de ser rígido con la forma de las líneas, algo que pensaba haber dejado atrás. El último sketch (Beast) fue otra oportunidad para dibujar líneas libres.

Continue reading “Sketchbook 07”

Ajustes de cámara

urban
1/400 f/5.0 ISO: 100

La fotografía es una actividad que realizo por mero ocio, un hobbie que me desprende de las preocupaciones del día a día. Tiene otras ventajas, por supuesto: Caminar de 5 a 7 kilómetros cada vez que salgo con la cámara no suena nada mal para tratarse de una actividad ociosa, pero debo aclarar que esto no es ni de cerca alguna clase de tutorial o lección sobre fotografía, tan solo me dieron ganas de escribir sobre los ajustes que suelo usar en mi Canon Powershot SX60HS; el hecho de no ser fotógrafo profesional no quiere decir que no me lo tome “en serio” (entrecomillado porque esa seriedad me parece muy divertida), es por eso que siempre evito disparar en modo automático.

Desde mi punto de vista, el problema con el modo automático es que es demasiado imprevisible, la cámara casi nunca interpreta la imagen del modo en que uno desea, llegando a resultados desastrosos. Por eso habría que tener al menos cierto grado de control en la configuración que usamos para tomar nuestras fotografías.

Continue reading “Ajustes de cámara”

Límites

farewell

Por naturaleza los artistas veneran la libertad, por lo que el principio que establece que la relación entre estructura y ambientación restringen nuestras opciones creativas puede despertar al rebelde en su interior. No obstante, si lo analizamos con mayor detenimiento, llegaremos a la conclusión de que esa relación no podría ser más positiva: las limitaciones impuestas en el diseño narrativo por la ambientación no inhiben nuestra creatividad, la inspiran.

Robert McKee, El Guión

En Historieta e Ilustración, el formato y extensión de páginas son factores que limitan el espacio que tenemos para trabajar. Cambiar el formato y la cantidad de páginas es tan solo cambiar los límites. Los manuscritos para libros, reseñas u otra clase de artículos deben encajar en un número fijo de caracteres que corresponden al espacio limitado por las medidas de la publicación, la cantidad de páginas y el diseño de la tipografía. Y las normas de estructura y ambientación nos indican el camino a seguir para que nuestra historia funcione.

La libertad creativa es la forma en la que nos aprovechamos de esos límites. Pero no hay que engañarnos… esa libertad tendrá otros límites: Los del propio artista.

Eski Köprünün Altında

Duman
Foto por İyte Iztech en Flickr.

Hace años, después de leer algunos libros de Orhan Pamuk, me entró una repentina necesidad de conocer más sobre Turquía, así que abrí el navegador y me puse a buscar detalles sobre la historia y el arte producido en aquel país. Entre esas búsquedas llegué a Duman… sin saber muy bien como. Y es que estoy hablando de un tiempo donde algo como Spotify no estaba siquiera contemplado y donde no existía la traducción automática de páginas, tan solo rudimentarios intentos inglés-español con el método cortar y pegar; así que me la pasaba dando tumbos y clickeando sin saber bien que cosas en sitios de música turca en donde pude descargar algunos mp3 de malísima calidad. Después pude descargar otros tracks por medio de Goear (una página de descargas largamente extinta que pasaba por encima de cualquier clase de legislación sobre copyright) y el primer álbum completo del grupo gracias a redes p2p, el mismo álbum que he insertado en esta entrada.

Soy de esas personas para las que la música esta ligada a los recuerdos y ahora que vuelvo a escuchar estas canciones me llegan las imágenes de estar trabajando frente a la Cintiq en el color de las últimas páginas para Moonstone (The Heap) y las primeras para Marvel (Rawhide Kid) junto a los compañeros de Graphikslava.

Por cierto, el año pasado compartí el primer álbum en solitario de Ari Barokas, el bajista de la banda. Se trata de un material que me sorprendió, al que he vuelto muchas (muchas) veces y que pueden escuchar por acá.

A comienzos de la década de los 90’s, Kaan Tangöz vivía en la ciudad estadounidense de Seattle, fue allí donde compuso su primer canción para el grupo de rock turco que formaría en el futuro. Cuando regresó a Turquía, conoció a Batuhan Mutlugil y Ari Barokas, quienes formaban parte de un grupo llamado Blue Blues Band. Los tres decidieron formar una banda a la que llamaron Duman (que en turco significa “humo”).

Wikipedia

Sketchbook 6

Chupasangre, circa 1867.

Los cambios en el sistema de Facebook (derivados de los problemas de seguridad que tuvo hace meses) han traído como consecuencia la imposibilidad de compartir las anotaciones de este blog en el perfil personal que aún conservo dentro de esa red social, perfil que, por otro lado, he dejado abandonado. Aún así, es posible publicar desde WordPress hacia Facebook siempre y cuando se haga en una página comercial, por ejemplo, la página que tengo para difundir mi trabajo como artista… página que, ahora que lo recuerdo, también ha estado abandonada por meses.

sketchbook

¿Cómo resolver eso? Desde luego, no me parece nada práctico iniciar otro blog en fixionauta.org enfocado en temas relacionados con mi trabajo, y desde que regresé a escribir en este espacio de manera más o menos constante he preferido no enfocarme en hablar sobre mis actividades laborales. Ahora me parece que ha sido un tremendo error y la solución que he elegido es ir compartiendo de manera simultánea alguna que otra cosa de lo que aparezca por acá en Facebook.

Continue reading “Sketchbook 6”

Plata quemada

Surgió ahí la idea de que el dinero es inocente, aunque haya sido resultado de la muerte y el crimen, no puede considerarse culpable, sino más bien neutral, un signo que sirve según el uso que cada uno le quiera dar.

Y también la idea de que la plata quemada era un ejemplo de locura asesina. Sólo los locos asesinos y bestias sin moral pueden ser tan cínicos y tan criminales como para quemar quinientos mil dólares. Ese acto (según los diarios) era peor que los crímenes que habían cometido, porque era un acto nihilista y un ejemplo de terrorismo puro.

En declaraciones a la revista Marcha, el filósofo uruguayo Washington Andrada señaló sin embargo que consideraba ese acto terrible, una especie de inocente potlatch* realizado en una sociedad que ha olvidado ese rito, un acto absoluto y gratuito en sí, un gesto de puro gasto y de puro derroche que en otras sociedades ha sido considerado un sacrificio que se ofrece a los dioses porque sólo lo más valioso merece ser sacrificado y no hay nada más valioso entre nosotros que el dinero, dijo el profesor Andrada y de inmediato fue citado por el juez.

Ricardo Piglia, Plata Quemada.